Sobre La Asociación

En el año 2008 un grupo de personas con el interés común por responsabilizarnos en mejorar nuestra salud, comenzamos a reunirnos en el Centro de Salud Torreramona, de Zaragoza, para practicar Tian Gong, (modalidad de Qi Gong).

Estas reuniones dieron lugar a que en el año 2010 se constituyera formalmente la Asociación Tian Gong.

Después de muchas experiencias y cambios, naturales en la vida de cada ser humano y de los grupos, hoy seguimos conservando y cultivando nuestro interés por seguir profundizando en nuestra transformación individual, y mejorar cotidianamente nuestras relaciones, con todos los seres, con nuestro entorno, y con lo trascendente; a través de las prácticas continuadas, de la auto-observación, y de la indagación.

A finales del año 2016, después de un periodo de reflexión de los socios, surge un nuevo proyecto que motiva el cambio de nombre de la asociación, que pasa a denominarse: ASOCIACIÓN OMKARA.

Este nombre evoca nuestra búsqueda de la Unidad del Ser (físico y espiritual), y de la conciencia de unidad entre todos los seres, viviendo en la energía del Amor, de la armonía, la paz y el respeto mutuo.

Nuestra misión

qi-gong-zaragoza

De éste modo la asociación es actualmente un lugar de indagación sobre:

  • La naturaleza humana
  • La salud holística vital
  • La espiritualidad como aspecto natural del ser humano. Independiente de las prácticas religiosas.
  • La transformación de estereotipos en relación con éstas cuestiones, que conlleva cambios en la calidad de vida de las personas, y en sus relaciones, reorientándolas hacia la cooperación y el acompañamiento en
  • las crisis vitales y la muerte.

Nuestra filosofía

Creemos que la asociación, tanto por su origen como por su finalidad, continúan plenamente vigentes en la realidad social actual. Ya sea desde un enfoque materialista, de supervivencia del planeta Tierra, como desde un enfoque espiritual, se llega a la misma convicción: Es necesario transformar el modo de vida y las relaciones sociales, y con el entorno, existentes.

Nombraremos dos citas que corroboran ésta afirmación:

Dice Thich Nhat Hanh “El próximo Buda no tomará la forma de una persona. El próximo Buda tomará mas bien la forma de una comunidad, una comunidad que practique la comprensión y la amabilidad amorosa, una comunidad que practique una forma de vivir consciente”.  

Y Gregg Braden: “La clave para responder a las crisis que hacen peligrar nuestra supervivencia reside en establecer asociaciones basadas en la ayuda mutua y la cooperación para, unidos, poder adaptarnos a los cambios, y no en señalar con dedo acusador a los supuestos culpables, lo cual hace que sea muy difícil crear esas alianzas de importancia vital”.  

image-divider